Antes del matrimonio

La importancia de cultivar la relación con la familia de origen

Por Erika Cabrera, el 15/05/18
Erika Cabrera
La importancia de cultivar la relación con la familia de origen
TakkStudio
Comentar

Aunque al contraer matrimonio se forma una nueva familia, el núcleo más próximo de cada uno sigue siendo trascendental. Por eso, es importante fortalecer los lazos y aquí les contamos cómo hacerlo tras declarar el sí.

La familia de origen es uno de los tesoros más preciados y nada justifica dejarla de lado después de contraer nupcias. De hecho, lo más seguro es que algún pariente les haya ayudado con la decoración para matrimonio e, incluso, a elegir frases de amor cortas para incorporar en los partes. Padre, madre, hermanos y abuelos componen el círculo más cercano; aquellos que estarán en las buenas y en las malas de forma incondicional, tanto como la persona que escogieron para intercambiar los anillos de matrimonio. Si están buscando maneras para cultivar la relación familiar, aquí les entregamos algunos tips que les serán de gran ayuda.

Aprovechar las redes sociales

Constanza Miranda Fotografías

Hoy día no hay excusas para no comunicarse, ya que la tecnología ha facilitado muchísimo la vida en ese aspecto. WhatsApp, por ejemplo, es uno de los mejores inventos del último tiempo y muy práctico si se trata de mantener el contacto con los seres queridos. De hecho, pueden formar un grupo con sus familiares más próximos (papá, mamá, hermanos), así como con sus primos o con la parentela completa. Las opciones son muchas y la comunicación garantizada ya que, salvo los niños pequeños o ancianos, casi todo el resto se maneja en esta aplicación de mensajería instantánea. Por otro lado, redes sociales como Facebook, Instagram y Snapchat les permitirán interactuar con los suyos a través de textos, fotos y videos.

Visitarse con frecuencia

Constanza Miranda Fotografías

Idealmente, una vez al mes si es que viven en la misma ciudad. Y es que, más allá de la comunicación por teléfono o por chat, no hay nada mejor para mantener fuertes los lazos afectivos, que la interacción cara a cara. Por eso es tan importante que no dejen de visitar a sus padres, hermanos y/o sobrinos pues, aunque sean breves, esos encuentros te llenarán de energía y amor. Saben que pueden contar con ellos y, ya sea para compartir una alegría o superar una tristeza, sus familias serán las primeras en estrecharles un abrazo. Basta con recodar la alegría de sus padres al ver la torta de matrimonio o lo contentos que se pusieron al saber que serían los padrinos. De hecho, en el momento de alzar las copas de novios para el primer brindis de casados, siempre son los familiares más cercanos los que preparan el discurso.

Mantener vivas las tradiciones

Fernanda Requena

Si tenían la costumbre de celebrar en familia los cumpleaños, Fiestas Patrias, Halloween, Navidad o Año Nuevo, no dejen que se pierda esa tradición ahora que han contraído matrimonio. Se trata de fechas especiales que ameritan ser festejadas con los seres queridos, además de ser la excusa perfecta para juntarse todos los años sin derecho a faltar. La idea es generar instancias para compartir en persona y recordarles, de cuando en cuando, ya sea a través de gestos o frases bonitas de amor, lo importante que son cada uno de ellos en sus vidas.

Solucionar viejas rencillas

Plinto

Otro factor clave que ayudará a fortalecer los lazos con sus familias de origen es resolver todo tipo de conflictos que se pueda arrastrar desde el pasado; incluso, de mucho antes de pensar siquiera en los adornos de matrimonio. Ya sea un mal entendido con un hermano o un rencor que tengan guardado con su papá o mamá, es fundamental que intenten solucionarlo para llevar una convivencia en paz. Si el objetivo es cultivar la relación con los suyos, entonces procuren dejar atrás todo lo que pueda entorpecer este camino y reconstruyan el vínculo roto con sabiduría y amor. Nunca es tarde para volver a empezar.

Disfrutar pasatiempos comunes

cLicK.fotos

Por último, aprovechen los hobbies en común para compartir con sus familiares, tal como lo hacían en sus mejores tiempos de soltero/a. Si, por ejemplo, solían ir a conciertos con su padre, no dejen de hacerlo en el presente o si les gustaba jugar ajedrez con sus hermanos, organícense para retomar esa tradición, ahora ya de adultos. Hay muchas cosas que pueden hacer para no perder el contacto y si comparten intereses comunes con sus seres queridos, ¡mucho más fácil aún!

Qué nunca falten gestos o frases de amor para expresar a su familia de origen lo importante que es en sus vidas. Un círculo de hierro de personas que los conoce más que nadie y que en esta nueva etapa, en la que portan con orgullo sus anillos de oro, estará en todo momento para apoyarlos y aconsejarlos cuando sea necesario.

Te puede interesar

Comentar

Más sobre Antes del matrimonio

Artículos por temas

Volver arriba